Tener buenas habilidades de comunicación es vital para tener éxito en los negocios (o tener más éxito)

Poder conectar fácilmente con otros y establecer relaciones comerciales sólidas es la clave para conseguir nuevos clientes y ser recomendados.

En este artículo trataremos algunos tips para ayudarte a comunicar de forma más efectiva.

1. Párate y piensa antes de responder 

¿Cuántas veces has respondido a una pregunta o comentario de otra persona y luego has deseado no haber abierto la boca?

¡Pero ya era demasiado tarde!

Una forma de evitar que esto suceda con frecuencia es intentar hacer una pausa antes de responder cuando estás manteniendo una conversación con otras personas. Esto debería darte más tiempo para pensar en lo que necesitas decir y dar una respuesta más adecuada.

2. Se honesto/a

La confianza se construye cuando las personas son honestas entre sí. Por tanto, cuando estés conversando con alguien, se siempre honesto y sincero contigo mismo y con tu empresa. La gente puede notar si no estás siendo honesto y sincero. Puede que, conscientemente, no se den cuenta de que no estás diciendo la verdad, pero subconscientemente tengan una sensación extraña o desconecten de lo que les estás diciendo. Si no eres una persona honesta, tu audiencia dejará de escucharte.

Ganarás el respeto de los demás si siempre eres honesto.

3. Hazlo sencillo

Ya sea que estés hablando con una sola persona o en un grupo grande, es importante en cada situación mantener una comunicación sencilla. Debes comprender y recordar que otras personas pueden no estar familiarizadas con el vocabulario de tu negocio o sector. Si tienes costumbre de usar términos técnicos piensa que este tipo de palabras puede hacer que no te entiendan y que pierdan el interés, lo que puede conllevar la pérdida de una venta o un contacto valioso para tu empresa.

¡Haz siempre que sea fácil de entender para los demás!

4. Sé tú mismo y usa tus propias palabras

La comunicación exitosa se basa en encontrar tu ‘propia voz’ y usar tus propias palabras. Intentar usar palabras que otras personas usan o frases estándar que creemos que son apropiadas en ese momento, no refleja tu verdadero ser como individuo.

Eres único y tus palabras son únicas para ti. Por supuesto, debes pronunciar palabras que sean apropiadas para la situación, pero deben ser tuyas y no de otra persona.

5. Escucha más de lo que hablas

Usa el Principio de Pareto (o regla del 80/20) cada vez que hables y escuches para ser un comunicador efectivo.

La comunicación es un proceso bidireccional y debes asegurarte de escuchar más de lo que hablas. De esta manera, la persona que tienes delante se dará cuenta de que te importa lo que tiene que decir y que eres es alguien de confianza.

Escuchando más de lo que hablas, muestras a las personas con las que estás hablando que te importa lo que tienen que decir. No solo necesitas hablar menos, es importante mostrar en tu lenguaje corporal que realmente estás escuchando y no solo esperando volver a hablar. Si pones en práctica este principio, ganarás el respeto de los demás y serás conocido como alguien que se preocupa por lo que los demás dicen y piensan. 

6. Presta atención al lenguaje corporal

¡La comunicación no se trata solo de palabras! El lenguaje corporal juega un papel mucho más significativo de lo que creemos cuando hablamos en cualquier situación.

Las personas exitosas no solo cuidan sus palabras sino también sus gestos.

Imagina que estás hablando con alguien y está bostezando, poniendo los ojos en blanco o mirando continuamente el móvil o a otras personas, pero te dice que “le interesa mucho lo que estás diciendo”…

Por supuesto, tendrías la impresión de que la otra persona no está interesada en lo que estás diciendo. Estos ejemplos de gestos de lenguaje corporal «no positivos» son obvios, pero todos los días en cada conversación, mostramos diferentes formas de gestos de lenguaje corporal, tal vez sin siquiera saberlo. Piensa siempre en tus gestos que pueden proyectar un lenguaje corporal positivo o negativo para que reflejen realmente lo que deseas. 

 

Texto original en el blog de BForB Australia

Deja un comentario